Corpóreo

Corpóreo: Las manos


La plegaria

Gravito alrededor de un sueño falso

Ya es hora…de afrontar lo que sea.

Lo que es. La verdad de mi esencia.

De lo que soy.

De lo que noto. De lo que siento. De lo que pienso.

De lo que quiero.

Te quiero  a ti

Tal cual

Llanamente

Te quiero porque  me gustas.

Y aunque me dueles yo te duelo

Te quiero

Y no hay más falsedad.

He sostenido. Toda una vida construida

alrededor de un inmenso afecto.

Pero tu verdad ya no es camuflable

y mi verdad también queda al descubierto

Lo indefinido se define

y por mil vueltas que le doy y por mil vueltas más que le de,

está claro que mi alma ya no puede más. Mi alma

clama por un trozo de vida, por un trozo de pasión…

¡Por su trozo de libertad!

Adriana Davidova (2013): La hembra apócrifa, Huerga y Fierro Editores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s