Un nuevo proyecto

Oír y apoyar a las mujeres rurales es esencial para poner fin a la pobreza y el hambre y para lograr una paz y un desarrollo que sean sostenibles.
(…)
Todos los seres humanos deberían poder determinar su futuro y los futuros de sus países, gozar de un nivel de vida decente y vivir en paz y dignidad. Es ésta una visión simple de enunciar, pero para hacerla realidad, para lograr la igualdad, los derechos humanos y el crecimiento inclusivo que todos queremos, es necesario abrir y liberar el potencial de las mujeres del mundo, incluyendo el de las mujeres rurales.
Declaración de apertura de la Sra. Michelle Bachelet en la 56ª sesión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer.

 

Hoy he dado el primer paso en mi nuevo proyecto, una serie de reportajes sobre las mujeres del medio rural  de Gran Canaria. ¿Por qué mujeres rurales? … la cita que encabeza este post responde a la pregunta. Las mujeres históricamente han jugado un papel fundamental en el desarrollo de nuestros pueblos, han trabajado en la economía formal y en la informal, son las principales responsables de las tareas de reproducción y cuidado, y no siempre los múltiples trabajos desarrollados han gozado del reconocimiento necesario. Me interesa especialmente el lado humano, la mujer en su entorno, en su día a día, no sólo las tareas que desarrolla o retratar su actividad económica,  aunque sin duda no resulta fácil separar la actividad de la persona, especialmente en el medio rural en el que el día a día está marcado por los ritmos de la misma.
Comienzo este viaje en la quesería de Bene, en Caideros de Gáldar. Mi primer contacto con Bene ha sido intenso, después de un café rápido me dijo “tienes la cámara…pues sígueme”…a partir de ahí y mientras me explicaba su día a día, iba preparando todo lo necesario para elaborar el queso que la ha hecho famosa y que ha recibido numerosos premios.
Para quienes no son de Gran Canaria, les explico la peculiaridad del queso de flor que es típico de la Comarca noroeste de la isla, en concreto de Galdar, Moya y Santa María de Guía. Se trata de un queso de oveja en el que la coagulación de la leche se realiza exclusivamente con cuajo vegetal obtenido de los capítulos florales secos de las variedades de cardo Cynara cardunculus var. Ferocissima y Cynara scolymus, que es lo que le da su sabor tan peculiar. Si vienen por Gran Canaria no olviden probar el queso de flor.
Bene-9617
Cristóbal, su marido, se encarga de las 300 ovejas que forman su ganadería. Una curiosidad, Cristóbal es de lo pocos pastores trashumantes que todavía realizan esta actividad en Gran Canaria, conoce y reconoce a cada una de sus ovejas y es capaz de identificar perfectamente a qué oveja corresponde cada cordero. Hoy he aprendido a saber si un cordero viene de cabeza o de culo en el parto…en la siguiente visita más, porque los cencerros también tienen su historia.