¿Qué tal con las uvas? Me supongo que todas y todos hemos dado buen cumplimiento a la tradición, incluso a costa de correr el riesgo de sufrir algún ligero atragantamiento con las dichosas uvitas.

Bueno, ya estamos en 2015, así que nos quedan poco más de 364 días para perseguir nuestros sueños, luchar por aquello en lo que creemos y compartir y disfrutar con la gente a la que queremos, así que no perdamos tiempo, vamos a conquistar día a día nuestros sueños y el reto empieza hoy.